tienda


La buena gestión del escaparate en tiendas de ropa

El escaparate de una tienda de ropa es la principal herramienta de comunicación entre el local y los clientes. A través del escaparate informamos a nuestros clientes sobre lo que vendemos, qué estilo tiene nuestra tienda y que prendas les ofrecemos. [box]Nuestra tarea será realizar una buena gestión comercial del […]

escaparate de moda

Planifica la inauguración de la tienda, que no te pille el toro

La inauguración de la tienda es el proceso donde más nervios y estrés pasamos. Se concentran en un día todo el trabajo realizado durante meses. Queremos que salga a la perfección, es como la celebración de una boda. El proceso es muy similar, escoger el restaurante, fotógrafo, flores, orquesta, etc. […]


Cómo elegir un Buen Local para tu Tienda de Ropa 1

Has trabajo duro durante todo este tiempo. Has preparado un Plan de Empresa en conciencia, lo has presentado al banco u organismo público para conseguir una subvención o crédito. Lo has conseguido, has llegado hasta el final en este duro camino hacia tu sueño, crear tu negocio. Quizás ya tengas […]


Fidelización de clientes efectiva y para todos los bolsillos

Todos los comerciantes queremos que nuestro cliente, una vez sale de nuestra tienda, vuelva pronto. Nos esforzamos en ser amables, serviciales e intentamos que su visita haya sido satisfactoria, haya comprado o no. Todos nuestros esfuerzos se dirigen en conseguir un cliente fiel, que cuando tenga la necesidad de adquirir un […]


Consejos útiles para adaptar tu Tienda de Moda a la crisis 2

Los contables tenemos fama de pesimistas. Nos han enseñado a contabilizar la realidad y valorar riesgos para la correcta toma de decisiones. Huir de la realidad solo porque arroja malos datos, no hace más que entorpecer la toma de decisiones para que sea lo más acertada posible. Si eso es […]


Cómo montar tú mismo el escaparate de Primavera, fácil y barato 1

Creo que nadie puede dudar de la importancia que tienen los escaparates para atraer clientes y diferenciarse de la competencia. Ahora que se acerca la campaña de primavera, aunque el clima aún no nos acompaña, va siendo hora de empezar a sacar modelos de la nueva campaña. De esta forma […]


Hace unos días lancé una campaña de e-mail a nuestros clientes. En ella ofrecía la posibilidad de diferenciarse de su competencia etiquetando sus prendas con etiquetas personalizadas con su marca. La respuesta fue muy buena, hubo muchos clientes interesados en potenciar su marca y diferenciarse de la competencia, lo que me ha hecho pensar en los puntos para lograr diferenciarse de la competencia.

Ambiente, orden y limpieza

Puede parecer obvio, pero no lo es. Después de 10 años gestionando tiendas de ropa, y dirigir a dependientas, puedo asegurar que la limpieza y el orden son cosas que con el tiempo caen en saco roto. Nuestro plan diario para las tiendas era el siguiente:

  1. Apertura de la tienda 15 minutos antes para limpiar espejos, cristales, estantes, mesas y mostradores, repasar la caja y tener cambio suficiente
  2. Durante la jornada, en momentos que no había clientes, repasamos prendas y etiquetamos aquellas que no lo estuvieran, doblamos nuevamente pantalones, camisetas, suéters, etc. Ojeamos el escaparate por si faltase alguna prenda sin precio o mal colocada. El escaparate hay que mimarlo.
  3. Una vez echado el cierre, hacemos caja y limpiamos suelos.

Muy importante el ambiente de trabajo, que el cliente perciba energía positiva con música ambiente, ya puede ser de una emisora de radio o hilos musicales; la iluminación debe ser la correcta, desde fuera de la tienda tiene que poder verse el interior; la temperatura también influye, buscamos una temperatura ambiente de unos 21-23º.

Servicio al cliente

Quizás uno de los puntos más importantes para diferenciarse de la competencia, sobretodo de las grandes marcas. La proximidad que el comercio tradicional ofrece al cliente no lo ofrecen las grandes marcas, quizás uno de los motivos sea que quien atiende al cliente no es el propietario del comercio y eso se nota. Pero, ¿cómo gestionar la atención al cliente?

  1. Confianza: generar confianza en el cliente no es muy difícil de conseguir, generalmente cumpliendo lo que prometemos o superando las expectativas del cliente.
  2. Honestidad: actuando en favor del cliente, aunque a veces ello provoque la perdida de alguna venta ocasional.
  3. Profesionalidad: el cliente debe percibir que sabemos lo que vendemos, nuestro conocimiento del producto debe ser total.
  4. Disposición: buscamos satisfacer las necesidades de nuestro cliente.
  5. Cortesía: o buena educación hacia el cliente, un buenos días al entrar y gracias al salir suelen ser suficientes. No intentes ser demasiado forzado, mejor la naturalidad.

La Marca

Tener un nombre de marca que se recuerde junto con un logotipo atractivo son puntos fuertes que nos ayudan a la diferenciación. Si además de todo esto somo capaces de hacerlo valer dentro de nuestro establecimiento, conjugando los colores de nuestro logotipo en las paredes, entregando las prendas con una bolsa personalizada, etiquetando las prendas con nuestra marca y envolviendo la compra con nuestro papel de regalo o sobre, estamos sumando puntos. Nuestro cliente recordará nuestra tienda y paseará las bolsas con nuestro logotipo, dirección y teléfono.

El Precio

Hoy en día el precio se ha convertido en uno de los factores más importantes para nuestro cliente a la hora de decidir entre un establecimiento y otro. Es difícil decidir el precio de un producto, hay factores a tener en cuenta:

  1. El coste
  2. La demanda
  3. La competencia

Manejando estos tres factores correctamente establecemos un precio adecuado. Aquí te dejo un ejemplo

Si sabemos manejar bien estos puntos, podemos conseguir más ventas que con estrategias de descuentos y además conseguiremos fidelizar a nuestro cliente.

Un saludo

Isaac Delgado

Foto: el Buho nº30 (flickr)

 


¿Por qué tengo que identificar a mi cliente objetivo?

Porque es el paso fundamental saber a quien quieres vender. Tenemos que tener claro que no existe un  mercado único, es decir, que no podemos vender a todos. Es un error pensar que podemos dedicarnos a vender a un público muy extenso (pre-mama, niños, adulto), porque lo único que conseguiremos es perder efectividad en la comunicación y por consiguiente, perderemos ventas.

Es importante para definir una estrategia de marketing, diseñar el local con la decoración adecuada, elegir el nombre de la marca, escoger la ubicación del local, seleccionar las prendas adecuadas en tallas y modelos, etc.

¿Cómo puedo identificarlos?

Existen métodos para “segmentar” el mercado en grupos de compradores que buscan un producto con unas características comunes (por ejemplo: Moda para Hombre y Mujer Juvenil. Son compradores de edades entre los 15 y 20 años)

Pasos para “segmentar” el mercado

  1. Por edades: Identifica por la edad el tipo de prendas que comprarán.
    1. Infantil: Hasta los 15 años
    2. Juvenil: De los 15 a los 20 años
    3. Joven: De los 21 a los 60 años
    4. Clásica: A partir de los 60 años
  2. Por el poder adquisitivo: Divide a la población según el dinero que puede destinar a comprar ropa, y cúanto está dispuesto a pagar por una prenda. Aquí puedes distinguir a los clientes que compran marcas y los que compran multi-marca.
  3. Por el lugar donde residen: ¿Tu cliente vive cerca de tu tienda, en la misma población o viene de otras poblaciones?
  4. Por el estilo de vida: Distinguimos los clientes por gustos, tendencias que siguen, tribus urbanas, por el uso que vayan hacer de nuestras prendas, etc.

Ejemplo de segmentación

Vamos a ver cómo segmentamos el mercado al que queremos destinar nuestro producto.

  1. Nos dirigimos a la mujer y hombre joven, de edades comprendidas entre los 20 a los 60 años, aproximadamente. Nos importan el espíritu joven del hombre y la mujer, sin definir exactamente el límite de edad.
  2. Nuestro cliente es de clase media, busca ropa actual y de calidad y no le da importancia a las marcas, por lo que las prendas deben ser de precios medios y multi marca.
  3. Como estamos en Barcelona, una gran urbe, nuestro cliente reside en el mismo barrio y en barrios colindantes. No esperamos dirigirnos a poblaciones periféricas.
  4. Nuestro cliente utiliza las prendas para el día a día, ropa cómoda y actual, que le pueda servir tanto para ir a trabajar como para hacer las labores cotidianas.

Cuando finalizamos la venta, servimos la prenda en una bolsa. Esta bolsa tiene una función primordial que es la de portar la prenda, pero ¿qué pasa después? En la mayoría de los casos, los clientes conservan las bolsas para usos posteriores, sobretodo en aquellas bolsas que tienen muy buena apariencia y son robustas.

El cliente acaba haciendo publicidad del establecimiento inconscientemente, y es un plus que cualquier tienda no debe dejar escapar.

Tipos de bolsa

Según su material, las bolsas que se utilizan en las tiendas de ropa son:

  • Papel kraft
    • Asa Rizada
    • Asa Plana
  • Plástico baja presión
    • Asa Troquelada
    • Asa Cinta

La diferencia entre unas y otras es evidente, pero ¿cómo escoger la adecuada para nuestras necesidades?

Según el presupuesto

  1. Papel: Tiene como ventaja la cantidad mínima para producir personalizadas, suelen ser un mínimo de 500 unidades en cada tamaño, pero a la vez son más caras por cada unidad.
  2. Plástico: Tiene como ventaja el precio por unidad, son más económicas pero el mínimo que hay que hacer es superior, alrededor de las 10.000 unidades repartidos en varios tamaños

Ejemplo (precios aproximados)

  1. Papel: podemos producir 500 unidades y nos costará un total de 200,35 eur (0,40 euros la unidad)
  2. Plástico: podemos producir 5.000 unidades y nos costará un total de 690,24 eur (0,13 euros la unidad)

En resumen, es más económico en el total la producción de papel, pero más caro por unidad.

Por la imagen de marca

Las bolsas de papel tienen mejor presencia a simple vista que el plástico. Cuando hablamos de plástico no nos referimos a las bolsas de plástico que se dan en los supermercados, son bolsas con gramaje superior y al tacto más gruesas.

Hoy en día la conciencia ecológica está muy presente en todos nosotros, y el papel gana terreno al plástico. Existen otros materiales similares al plástico, que son biodegradables en el ambiente, pero a la vez más caros.

¿Qué tamaños necesito?

Los tamaños más usados en tiendas de ropa son: (ancho x alto)

  1. 30 x 40: tamaño mediano para una prenda.
  2. 40 x 50: tamaño grande para una prenda voluminosa o varias pequeñas.
  3. 20 x 30: tamaño pequeño para complementos.

Son tamaños aproximados, ya que existen variantes en papel o en plástico.

¿Cómo se puede personalizar?

Las bolsas se suelen personalizar con el logotipo o nombre de la tienda en las dos caras y en el pie la dirección y el teléfono. Se pueden usar hasta 4 colores más el fondo de la bolsa, pero a más colores a imprimir, aumenta el coste de producción; recomendamos usar como mucho 2 colores, que pueden ser plata y oro, e intentar combinaciones con el fondo de la bolsa para economizar.

¿Quieres un presupuesto?

Si te interesa saber el coste de la personalización de tu bolsa, rellena este formulario y te enviaremos nuestra propuesta.

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros.