Marca


Hace unos días lancé una campaña de e-mail a nuestros clientes. En ella ofrecía la posibilidad de diferenciarse de su competencia etiquetando sus prendas con etiquetas personalizadas con su marca. La respuesta fue muy buena, hubo muchos clientes interesados en potenciar su marca y diferenciarse de la competencia, lo que me ha hecho pensar en los puntos para lograr diferenciarse de la competencia.

Ambiente, orden y limpieza

Puede parecer obvio, pero no lo es. Después de 10 años gestionando tiendas de ropa, y dirigir a dependientas, puedo asegurar que la limpieza y el orden son cosas que con el tiempo caen en saco roto. Nuestro plan diario para las tiendas era el siguiente:

  1. Apertura de la tienda 15 minutos antes para limpiar espejos, cristales, estantes, mesas y mostradores, repasar la caja y tener cambio suficiente
  2. Durante la jornada, en momentos que no había clientes, repasamos prendas y etiquetamos aquellas que no lo estuvieran, doblamos nuevamente pantalones, camisetas, suéters, etc. Ojeamos el escaparate por si faltase alguna prenda sin precio o mal colocada. El escaparate hay que mimarlo.
  3. Una vez echado el cierre, hacemos caja y limpiamos suelos.

Muy importante el ambiente de trabajo, que el cliente perciba energía positiva con música ambiente, ya puede ser de una emisora de radio o hilos musicales; la iluminación debe ser la correcta, desde fuera de la tienda tiene que poder verse el interior; la temperatura también influye, buscamos una temperatura ambiente de unos 21-23º.

Servicio al cliente

Quizás uno de los puntos más importantes para diferenciarse de la competencia, sobretodo de las grandes marcas. La proximidad que el comercio tradicional ofrece al cliente no lo ofrecen las grandes marcas, quizás uno de los motivos sea que quien atiende al cliente no es el propietario del comercio y eso se nota. Pero, ¿cómo gestionar la atención al cliente?

  1. Confianza: generar confianza en el cliente no es muy difícil de conseguir, generalmente cumpliendo lo que prometemos o superando las expectativas del cliente.
  2. Honestidad: actuando en favor del cliente, aunque a veces ello provoque la perdida de alguna venta ocasional.
  3. Profesionalidad: el cliente debe percibir que sabemos lo que vendemos, nuestro conocimiento del producto debe ser total.
  4. Disposición: buscamos satisfacer las necesidades de nuestro cliente.
  5. Cortesía: o buena educación hacia el cliente, un buenos días al entrar y gracias al salir suelen ser suficientes. No intentes ser demasiado forzado, mejor la naturalidad.

La Marca

Tener un nombre de marca que se recuerde junto con un logotipo atractivo son puntos fuertes que nos ayudan a la diferenciación. Si además de todo esto somo capaces de hacerlo valer dentro de nuestro establecimiento, conjugando los colores de nuestro logotipo en las paredes, entregando las prendas con una bolsa personalizada, etiquetando las prendas con nuestra marca y envolviendo la compra con nuestro papel de regalo o sobre, estamos sumando puntos. Nuestro cliente recordará nuestra tienda y paseará las bolsas con nuestro logotipo, dirección y teléfono.

El Precio

Hoy en día el precio se ha convertido en uno de los factores más importantes para nuestro cliente a la hora de decidir entre un establecimiento y otro. Es difícil decidir el precio de un producto, hay factores a tener en cuenta:

  1. El coste
  2. La demanda
  3. La competencia

Manejando estos tres factores correctamente establecemos un precio adecuado. Aquí te dejo un ejemplo

Si sabemos manejar bien estos puntos, podemos conseguir más ventas que con estrategias de descuentos y además conseguiremos fidelizar a nuestro cliente.

Un saludo

Isaac Delgado

Foto: el Buho nº30 (flickr)

 


Cuando finalizamos la venta, servimos la prenda en una bolsa. Esta bolsa tiene una función primordial que es la de portar la prenda, pero ¿qué pasa después? En la mayoría de los casos, los clientes conservan las bolsas para usos posteriores, sobretodo en aquellas bolsas que tienen muy buena apariencia y son robustas.

El cliente acaba haciendo publicidad del establecimiento inconscientemente, y es un plus que cualquier tienda no debe dejar escapar.

Tipos de bolsa

Según su material, las bolsas que se utilizan en las tiendas de ropa son:

  • Papel kraft
    • Asa Rizada
    • Asa Plana
  • Plástico baja presión
    • Asa Troquelada
    • Asa Cinta

La diferencia entre unas y otras es evidente, pero ¿cómo escoger la adecuada para nuestras necesidades?

Según el presupuesto

  1. Papel: Tiene como ventaja la cantidad mínima para producir personalizadas, suelen ser un mínimo de 500 unidades en cada tamaño, pero a la vez son más caras por cada unidad.
  2. Plástico: Tiene como ventaja el precio por unidad, son más económicas pero el mínimo que hay que hacer es superior, alrededor de las 10.000 unidades repartidos en varios tamaños

Ejemplo (precios aproximados)

  1. Papel: podemos producir 500 unidades y nos costará un total de 200,35 eur (0,40 euros la unidad)
  2. Plástico: podemos producir 5.000 unidades y nos costará un total de 690,24 eur (0,13 euros la unidad)

En resumen, es más económico en el total la producción de papel, pero más caro por unidad.

Por la imagen de marca

Las bolsas de papel tienen mejor presencia a simple vista que el plástico. Cuando hablamos de plástico no nos referimos a las bolsas de plástico que se dan en los supermercados, son bolsas con gramaje superior y al tacto más gruesas.

Hoy en día la conciencia ecológica está muy presente en todos nosotros, y el papel gana terreno al plástico. Existen otros materiales similares al plástico, que son biodegradables en el ambiente, pero a la vez más caros.

¿Qué tamaños necesito?

Los tamaños más usados en tiendas de ropa son: (ancho x alto)

  1. 30 x 40: tamaño mediano para una prenda.
  2. 40 x 50: tamaño grande para una prenda voluminosa o varias pequeñas.
  3. 20 x 30: tamaño pequeño para complementos.

Son tamaños aproximados, ya que existen variantes en papel o en plástico.

¿Cómo se puede personalizar?

Las bolsas se suelen personalizar con el logotipo o nombre de la tienda en las dos caras y en el pie la dirección y el teléfono. Se pueden usar hasta 4 colores más el fondo de la bolsa, pero a más colores a imprimir, aumenta el coste de producción; recomendamos usar como mucho 2 colores, que pueden ser plata y oro, e intentar combinaciones con el fondo de la bolsa para economizar.

¿Quieres un presupuesto?

Si te interesa saber el coste de la personalización de tu bolsa, rellena este formulario y te enviaremos nuestra propuesta.

Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros.


La creación de nuestra propia marca debe ser la primera preocupación en la comunicación de nuestra empresa. Cuando pronunciamos o vemos una marca conocida viene a nuestra mente una serie de ideas, imágenes, emociones, etc., esto es así porque asociamos la marca a un conjunto de informaciones sobre el producto o servicio.

La marca no es un privilegio de los grandes, es más, deben ser las grandes marcas un estimulo para nuestra creatividad.

Escoger el Nombre de Marca

La elección del nombre de marca es un paso muy importante que tenemos que meditar con cuidado. Para escoger un nombre adecuado hacemos lo siguiente:

  1. Identificamos la idea que queremos transmitir de nuestro producto o servicio.
  2. Anotamos todas las ideas sin parase a pensar de nombres o frases que se nos ocurran
  3. Vamos tachando o añadiendo nuevas a la lista que hemos creado

Ejemplo:

  1. Nuestro producto va dirijido a la mujer joven, independiente y actual, que no le importa vestir elegante y estar a la última en las tendencias más vanguardistas.
  2. Las lista de ideas es:
    1. a la vanguardia
    2. vanguardista
    3. elegant
    4. el.legant
  3. Nos quedamos con el.legant y vanguardista

Una vez tenemos la lista de ideas, lo mejor que podemos hacer es tantear con amigos y familiares sus opiniones, y coger ideas que tengan para añadirlas a nuestra lista.

Características de un Buen Nombre

Hay ciertas «normas» que tenemos que tener en cuenta para la elección del nombre de nuestra marca:

  1. Huye de las imitaciones o nombres muy similares de marcas conocidas, sólo conseguirás que tu nombre pierda la imagen que quieres proyectar.
  2. Si te decides por un nombre corto, debe ser simple,  fácil de pronunciar y recordar y si es posible de dos sílabas, fíjate en los grandes ZARA, MANGO, SFERA, etc
  3. Si te decides por una frase corta o nombre compuesto, tienes que ser muy original para que se pueda recordar.  (Chocolate del loro)
  4. No incluyas tu nombre en la marca, si acaso puedes buscar nombres de personas relevantes o con un significado… por ejemplo ZARA es un nombre de origen árabe que significa radiante o floreciente.
  5. Evita que se asocie con tu ubicación geográfica. (Modas Huesca)
  6. Evita las palabras MODAS, NOVEDADES, CONFECCIONES, etc (Modas Elena) en los nombres compuestos.