Marketing


El local donde vayamos a vender nuestro producto es la imagen de nuestra empresa. Es un tema muy importante  que tenemos que reflexionar profundamente. 

Hay ciertos aspectos que tenemos que tener muy claros a la hora de escoger el local comercial.

1. Ubicación

Quizás el más importante, ya que en cierta manera de la ubicación del local dependerá el nivel de afluencia de público a nuestra tienda.

La elección debe ir en función de nuestro público objetivo y tendremos en cuenta aspectos como:

  1. Accesibilidad: Un local accesible para todos, con rampas si es de nivel superior y sin puertas para evitar barreras de nivel psicológico, una tienda con la puerta cerrada y sin público no invita a entrar.
  2. Visibilidad: Debe ser visible desde la calle, evita locales en calles con poco tránsito de gente.
  3. Proximidad: Al contrario de lo que puede parecer, tener competencia alrededor de nuestro local favorece la afluencia de público

2. Diseño

A efectos de rentabilidad, no es recomendable un local inferior a los 50m2, ni destinar parte del local a almacén ya que tenemos que poner a la venta todas las prendas que tengamos en stock.

Distribución del local

El equilibrio en la distribución de las piezas de nuestra tienda es fundamental, dónde ponemos el mostrador y la caja, los probadores, los escaparates y maniquíes, etc

3. Cuando Abrir

Es un punto muy a tener en cuenta. El sector de la moda se mueve por temporadas, Primavera-Verano (Marzo-Agosto) y Otoño-Invierno (Septiembre-Febrero), y dentro de estas temporadas existen las campañas de REBAJAS que se inician en Enero hasta Febrero (aprox.) y en Julio hasta finales de Agosto (aprox.).

Teniendo en cuenta como se organiza el sector, lo más recomendable es empezar con la nueva temporada, Marzo y Septiembre con todas las novedades de la temporada.

Inauguración

Si abres tu nueva tienda tienes que hacer una inauguración por todo lo alto, anúncialo previamente con carteles en el local para llamar la atención del público, no te escondas invita a un pequeño cóctel y empieza a entablar conversación con tu clientela potencial, reparte tarjetas de visita, descuentos promocionales para la primera compra, etc.


La creación de nuestra propia marca debe ser la primera preocupación en la comunicación de nuestra empresa. Cuando pronunciamos o vemos una marca conocida viene a nuestra mente una serie de ideas, imágenes, emociones, etc., esto es así porque asociamos la marca a un conjunto de informaciones sobre el producto o servicio.

La marca no es un privilegio de los grandes, es más, deben ser las grandes marcas un estimulo para nuestra creatividad.

Escoger el Nombre de Marca

La elección del nombre de marca es un paso muy importante que tenemos que meditar con cuidado. Para escoger un nombre adecuado hacemos lo siguiente:

  1. Identificamos la idea que queremos transmitir de nuestro producto o servicio.
  2. Anotamos todas las ideas sin parase a pensar de nombres o frases que se nos ocurran
  3. Vamos tachando o añadiendo nuevas a la lista que hemos creado

Ejemplo:

  1. Nuestro producto va dirijido a la mujer joven, independiente y actual, que no le importa vestir elegante y estar a la última en las tendencias más vanguardistas.
  2. Las lista de ideas es:
    1. a la vanguardia
    2. vanguardista
    3. elegant
    4. el.legant
  3. Nos quedamos con el.legant y vanguardista

Una vez tenemos la lista de ideas, lo mejor que podemos hacer es tantear con amigos y familiares sus opiniones, y coger ideas que tengan para añadirlas a nuestra lista.

Características de un Buen Nombre

Hay ciertas «normas» que tenemos que tener en cuenta para la elección del nombre de nuestra marca:

  1. Huye de las imitaciones o nombres muy similares de marcas conocidas, sólo conseguirás que tu nombre pierda la imagen que quieres proyectar.
  2. Si te decides por un nombre corto, debe ser simple,  fácil de pronunciar y recordar y si es posible de dos sílabas, fíjate en los grandes ZARA, MANGO, SFERA, etc
  3. Si te decides por una frase corta o nombre compuesto, tienes que ser muy original para que se pueda recordar.  (Chocolate del loro)
  4. No incluyas tu nombre en la marca, si acaso puedes buscar nombres de personas relevantes o con un significado… por ejemplo ZARA es un nombre de origen árabe que significa radiante o floreciente.
  5. Evita que se asocie con tu ubicación geográfica. (Modas Huesca)
  6. Evita las palabras MODAS, NOVEDADES, CONFECCIONES, etc (Modas Elena) en los nombres compuestos.