Hace unos días lancé una campaña de e-mail a nuestros clientes. En ella ofrecía la posibilidad de diferenciarse de su competencia etiquetando sus prendas con etiquetas personalizadas con su marca. La respuesta fue muy buena, hubo muchos clientes interesados en potenciar su marca y diferenciarse de la competencia, lo que me ha hecho pensar en los puntos para lograr diferenciarse de la competencia.

Ambiente, orden y limpieza

Puede parecer obvio, pero no lo es. Después de 10 años gestionando tiendas de ropa, y dirigir a dependientas, puedo asegurar que la limpieza y el orden son cosas que con el tiempo caen en saco roto. Nuestro plan diario para las tiendas era el siguiente:

  1. Apertura de la tienda 15 minutos antes para limpiar espejos, cristales, estantes, mesas y mostradores, repasar la caja y tener cambio suficiente
  2. Durante la jornada, en momentos que no había clientes, repasamos prendas y etiquetamos aquellas que no lo estuvieran, doblamos nuevamente pantalones, camisetas, suéters, etc. Ojeamos el escaparate por si faltase alguna prenda sin precio o mal colocada. El escaparate hay que mimarlo.
  3. Una vez echado el cierre, hacemos caja y limpiamos suelos.

Muy importante el ambiente de trabajo, que el cliente perciba energía positiva con música ambiente, ya puede ser de una emisora de radio o hilos musicales; la iluminación debe ser la correcta, desde fuera de la tienda tiene que poder verse el interior; la temperatura también influye, buscamos una temperatura ambiente de unos 21-23º.

Servicio al cliente

Quizás uno de los puntos más importantes para diferenciarse de la competencia, sobretodo de las grandes marcas. La proximidad que el comercio tradicional ofrece al cliente no lo ofrecen las grandes marcas, quizás uno de los motivos sea que quien atiende al cliente no es el propietario del comercio y eso se nota. Pero, ¿cómo gestionar la atención al cliente?

  1. Confianza: generar confianza en el cliente no es muy difícil de conseguir, generalmente cumpliendo lo que prometemos o superando las expectativas del cliente.
  2. Honestidad: actuando en favor del cliente, aunque a veces ello provoque la perdida de alguna venta ocasional.
  3. Profesionalidad: el cliente debe percibir que sabemos lo que vendemos, nuestro conocimiento del producto debe ser total.
  4. Disposición: buscamos satisfacer las necesidades de nuestro cliente.
  5. Cortesía: o buena educación hacia el cliente, un buenos días al entrar y gracias al salir suelen ser suficientes. No intentes ser demasiado forzado, mejor la naturalidad.

La Marca

Tener un nombre de marca que se recuerde junto con un logotipo atractivo son puntos fuertes que nos ayudan a la diferenciación. Si además de todo esto somo capaces de hacerlo valer dentro de nuestro establecimiento, conjugando los colores de nuestro logotipo en las paredes, entregando las prendas con una bolsa personalizada, etiquetando las prendas con nuestra marca y envolviendo la compra con nuestro papel de regalo o sobre, estamos sumando puntos. Nuestro cliente recordará nuestra tienda y paseará las bolsas con nuestro logotipo, dirección y teléfono.

El Precio

Hoy en día el precio se ha convertido en uno de los factores más importantes para nuestro cliente a la hora de decidir entre un establecimiento y otro. Es difícil decidir el precio de un producto, hay factores a tener en cuenta:

  1. El coste
  2. La demanda
  3. La competencia

Manejando estos tres factores correctamente establecemos un precio adecuado. Aquí te dejo un ejemplo

Si sabemos manejar bien estos puntos, podemos conseguir más ventas que con estrategias de descuentos y además conseguiremos fidelizar a nuestro cliente.

Un saludo

Isaac Delgado

Foto: el Buho nº30 (flickr)

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*